RIBERA DEL DUERO EN OTOÑO

RIBERA DEL DUERO EN OTOÑO

Esta octava edición de la salida a Ribera del Duero coincidió con la festividad del Pilar, que al ser lunes nos permitió alargar un poco el encuentro y disponer de 2 días enteros para conocer mejor esa zona. Además estaban en plena época de vendimia y pudimos ver todo el trasiego de uva, tractores, cajas y gente dedicada a la recogida del fruto que, debidamente procesada dará lugar a los excelentes vinos de la zona.

Como ya es habitual, el centro neurálgico de la salida fue el Hotel Bodega lagar de Isilla. 

El viernes fueron llegando los participantes que se habían inscrito, hasta un total de 32 para tomar posesión de sus habitaciones y celebrar la cena de bienvenida, que en esta ocasión se celebró en el restaurante de la Hospedería del Monasterio de Santa María de La Vid, recientemente reformada en su totalidad.

A destacar que, por motivos de seguridad ante el Covid-19, se habían previamente distribuido los participantes en mesas de 6 o 7 personas, que serían las mismas en todas las ocasiones que se sentaran a una mesa, a modo de grupos burbuja. De esta manera se reduce la interacción entre personas en los momentos en que no se puede usar la mascarilla de protección.

El sábado, después del desayuno y sin necesidad de madrugar, el equipo de la bodega Lagar de Isilla, con José Zapatero y su hija Pilar al frente, nos preparó una interesante visita a sus instalaciones, empezando por una explicación con cata incluida de las distintas variedades de uva con las que trabajan, así como de los viñedos de que disponen, muchos de ellos con más de 80 años. Aprovechando el espléndido día que hacía, esta primera parte la celebramos junto al viñedo que tienen frente a la bodega.

Después entramos por grupos de 10 personas al interior donde nos enseñaron , en pleno proceso de entrada de uva, todo el camino que se sigue hasta llegar a embotellarse en forma de vino. Pudimos catar mosto y caldos en proceso de elaboración en distintas barricas.

 

Posteriormente y sentados con la misma distribución de mesas que había para las comidas y cenas, realizamos una cata comentada de 5 vinos acompañados de unas tapas elaboradas en su restaurante.

Antes de pasar al comedor, se hizo entrega a José y Pilar Zapatero de una placa en la que destaca al Hotel Lagar de Isilla como establecimiento colaborador del Club de Motos BMW de España.

La comida la celebramos en La Casona de La Vid, que es el nombre del restaurante del hotel donde disfrutamos de un excelente menú castellano con su afamado lechazo churro asado en horno de leña.

Tarde libre para descansar, pasear o disfrutar del nuevo Spa del hotel y cena libre. Ese día tuvimos descanso de moto.

El domingo por la mañana nos dirigimos, dando un pequeño rodeo, al vecino pueblo de Peñaranda de Duero, declarado unos de los pueblos más bonitos de la provincia de Burgos y que tiene la farmacia en uso más antigua de España, desde el año 1725. Gracias a la autorización por parte de su Ayuntamiento, aparcamos las motos en la plaza Mayor, donde realizamos la visita guiada, en reducidos grupos, de la Colegiata y del Palacio de los Condes de Miranda, del siglo XVI, más conocido como Palacio de los Avellaneda. Destacar que tanto el Palacio como la Colegiata se encuentran a lados opuestos de dicha plaza, con las motos perfectamente alineadas en medio. Una foto muy bonita.

Al terminar estas visitas, tuvo lugar un pincho en un bar cercano y después, ya con las motos nos dirigimos al Castillo para terminar la vista a Peñaranda y salir en ruta hacia Traspinedo, un entretenido paseo de poco más de una hora que nos llevó por la milla de oro de la Ribera del Duero, hasta llegar al Asador de Carlos, donde siempre nos reciben con los brazos abiertos y para dar cuenta de unas barras de lechazo a la brasa.

Después todos juntos de ruta hacia La Vid, tarde libre y cena de despedida en La Casona de La Vid, con el posterior sorteo de regalos.

 Victor carrera Stroebel