Home Foros Presentación Nuevos Socios y Simpatizantes Quienes somos y que hacemos el CIS Angel Olaran

Presentate a todos los usuarios del foro
  • Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 3 años, 6 meses por Anónimo.
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #79099
    Anónimo
    Inactivo
    • Debates: 2
    • Comentarios: 0
    • Totales: 2
    • Participante Activo

    ¿Quiénes somos?
    La Fundació Privada Centre d’Iniciatives Solidàries Ángel Olaran tiene por objeto colaborar, prestar ayuda humanitaria, social o educativa en Wukro, en la zona del Tigray, en el norte de Etiopía en colaboración con el misionero vasco Ángel Olaran, quien está al frente de la St. Mary’s Institution. Actualmente se le da todo el apoyo para garantizar que sus actividades de ayuda humanitaria puedan seguir adelante y pueda mejorarse la calidad y dignificar la vida de los más necesitados de aquella zona.
    El CIS Ángel Olaran lo formamos un grupo de personas de diferentes ámbitos que, desde 2005, se unieron para conseguir recursos para los 2.400 niños huérfanos que viven en Wukro y disminuir los problemas que afectan a 5 millones de niños huérfanos en un país con 90 millones de habitantes.
    Se trata de colaborar en una de las zonas más castigadas del continente africano, afectada por una sequía continuada, unos altos índices de pobreza extrema y donde proliferan enfermedades como el Sida o la tuberculosis.

    ¿Quién es Ángel Olaran?
    El padre Ángel Olaran, después de veinte años como misionero en Tanzania, fue destinado a Wukro en 1991, en el Tigray, en el norte de Etiopía, para abrir una escuela de secundaria y de la que es el director, la St. Mary’s Institution, que depende de la Adigrat Diocesan Catholic Secretariat (ADCS), que a su vez cuelga de Ethiopian Catholic Church.
    Su labor desde entonces ha ido mucho más allá de la dirección de la escuela de formación profesional donde se imparten, entre otros, estudios de agricultura y con el tiempo se ha convertido en un referente en aquella región etíope del Tigray, contribuyendo a que se garantice el abastecimiento de la población local gracias a la experimentación con técnicas de cultivo, riego, nuevos productos y formación de campesinos en técnicas de producción agrícola.
    Gracias a su gran labor social y organizativa ha transformado Wukro (35.000 habitantes) desde una acumulación de refugiados de las guerras civiles de la zona (ni siquiera figuraba en el mapa) en una ciudad con una multitud de asociaciones (campesinos, mujeres, lisiados de guerra, maestros, enfermos del sida, etc.); de estructuras de apoyo social para paliar los problemas más graves: la acogida familiar de miles de huérfanos, el cuidado de los niños con desnutrición grave, las ayudas al hospital y a los más pobres, un comedor para los ancianos desvalidos, etc., etc.; la transformación de la escuela secundaria en una Escuela de Agricultura que, además de a sus 500 alumnos, sirve a los dos o tres mil campesinos de la región con cursillos y dossiers que les ayudan en la mejora de las tareas del campo (los huertos, los campos de cultivo, los árboles frutales, la cría de ganado… hasta su comercialización). La Escuela es pionera en el aprovechamiento de las lluvias de verano (dos únicos meses) con canalizaciones, la reparación de la presa de un pantano, bombas de agua con pedales para sacar el agua de los pozos, riego gota a gota, además de un original proyecto gigantesco para filtrar el agua de la montaña de manera que reaparezca en los pozos del valle.
    En todas estas actividades, Olaran -con la ayuda de muchas ONGs españolas y europeas- no actúa solamente como impulsor y organizador, sino como un padre -o abuelo- que ama y vela por los suyos, como así le considera la población, que cariñosamente le apoda ‘Abba Melaku’ (el Padre Ángel). “La calle es mi iglesia y las casas de la gente son mis altares”, proclama.
    Su preocupación principal es la educación de los jóvenes. Afectuoso y riguroso a la vez, aspira a una nueva generación responsable tanto en sus vidas personales y familiares como en lo laboral. “Una buena educación es lo mejor que les podemos ofrecer”, dice. Y lo cierto es que ya ha comenzado a dar sus frutos entre los que fueron sus primeros alumnos y que ahora le ayudan en sus proyectos
    El libro ¿Qué podemos hacer? explica esta riqueza intentando con ello aproximar las dos mitades de nuestro mundo partido.

    ¿Quién es Àngel Pujol?
    Àngel Pujol Gorné nació en Mollerussa (Lleida) el año 1947. Fue empresario de las empresas del Grupo Pujol (http://www.pujolweb.org) hasta que después de consolidarlo y expandirlo, un día dejó de construir prefabricados de hormigón para dedicarse en cuerpo y alma a construir esperanzas de vida al convertirse en el presidente de la Fundació Privada Centre d’Iniciatives Solidàries Ángel Olaran.
    A finales del año 2005, Àngel Pujol, invitado por el Dr. Ferreruela, visitó el hospital de Mekele, en la región del Tigray (Etiopía) donde este doctor realiza voluntariamente operaciones oculares a los niños y niñas y al resto de ciudadanos de aquella población. En aquél momento, el Sr. Pujol quedó impactado por el trabajo que llevaba a cabo su amigo oculista y cirujano óptico, y se interesó por todas las carencias que sufrían y, desgraciadamente todavía hoy sufren, en aquella zona. Durante su estancia se desplazaron a la ciudad de Wukro, donde tuvo el primer contacto con el misionero vasco Ángel Olaran. Entre ellos surgió una sincera amistad que fructificó con la creación del Colectivo de Soporte Ángel Olaran, canalizando parte de la ayuda recibida desde España y realizando una mayor difusión de las actividades efectuadas por el mismo en la región del Tigray y en la población de Wukro.
    Más adelante, en el 2009, debido al gran trabajo y dedicación para impulsar el programa “Wukro Social Development” se creó la Fundació Privada Centre d’Iniciatives Solidàries Ángel Olaran, de la que es el actual presidente.

    ¿Proyectos?
    Desde el CIS Ángel Olaran, han sido numerosos los proyectos que se han llevado a cabo en aquella zona empobrecida del llamado ‘Cuerno de África’. Uno de los proyectos más importantes a nivel de cooperación al desarrollo fue el subvencionado en el año 2009 por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) consistente en la construcción de un embalse de agua de riego para la mejora alimentaria de la población de la zona, puesto que permitió regar 100 Ha y beneficiar a
    unas 300 familias de Wukro. Finalizó en el año 2012 con la colaboración de la Fundació Lleida Solidària (FLS).
    El CIS Ángel Olaran ha compartido proyectos con su contraparte oficial en la región, el Adigrat Diocesan Catholic Secretariat-St. Mary’s Institution, experta en la ejecución de proyectos de cooperación internacional al desarrollo, siendo gestora de gran parte de los recursos extranjeros que llegan a la región en materia de ayuda al desarrollo y que mediante su técnica ingeniera expatriada que vive en el terreno puede hacer un perfecto seguimiento diario de las obras y sacar el máximo provecho a su experiencia en la zona y a su idiosincrasia a la hora de trabajar.
    La fundación también ha colaborado con los proyectos de Las Hijas de Caridad de San Vicente Paul Louise de Marillac, con las Daughters of Charity St. Louise Eye Clinic, con Sister Margaret, con Sister Meaza Daugther of Charity a Mekele, con la Brikti Tesfay, Daughters of Clarity d’Alitena, y también con Berhane Tewele, director de Wukro Social Development Program, en la St. Mary’s School.
    Durante todos estos años han sido muchos los proyectos desarrollados, pero destacaríamos:
    -Dotación de un sistema de contención y canalización de agua y mejora de la seguridad alimentaria para la población de Wukro, anteriormente mencionado y que fue subvencionado por la AECID.
    -Integración de grupos de personas en exclusión social, portadoras del Sida a Wukro, Etiopía.
    -Formación profesional de jóvenes en riesgo de exclusión en Wukro, Etiopía.
    -Mejora de la calidad de vida de grupos de centenares de niños en Wukro, Etiopía.
    -Reunificación familiar con los padres en Wukro, Etiopía.
    -Educación vocacional en Wukro, Etiopía.
    -Acceso a la alimentación y vivienda, prevención sanitaria y acceso a la educación en Wukro, Etiopía.
    -Financiación económica de proyectos de ayuda a las personas con Sida en Wukro, Etiopía.
    -Proyecto del Deporte en Wukro, Etiopía, para alejar a los jóvenes de ambientes nocivos para su crecimiento tanto físico como emocional.
    -Construcción de un pozo de agua en la ciudad de Mekele, Etiopía.
    -Construcción de un pozo de agua en la ciudad de Adigrat, Etiopía.
    También cabe destacar, que desde el CIS Ángel Olaran y con Àngel Pujol como presidente, se ha sufragado el envío a Wukro de contenedores con material diverso desde máquinas de coser hasta automóviles, máquinas trituradoras de piedra o tractores con cisternas para el transporte de agua potable y también el envío de material sanitario.
    Además, se publicó el primer libro: “Ángeles de Wukro”, la lucha contra la pobreza en un rincón de Etiopía de Mayte Pérez Báez en el cuál se relatan las precarias experiencias cotidianas del misionero.
    En el año 2013, salió a la luz pública el segundo libro: “¿Qué podemos hacer?”, los hechos del misionero Ángel Olaran en el norte de Etiopía, de Josep Maria Jaumà. Un libro muy especial para que la obra del Padre Olaran llegue a mucha más gente.
    En la actualidad, desde el CIS Ángel Olaran se continúa dando todo el apoyo al misionero vasco y se trabaja para conseguir recursos para garantizar la educación y la salud de los niños y niñas que tiene bajo su tutela y protección.
    Regularmente se realizan actos de sensibilización y conferencias de temáticas referidas a la cooperación con Etiopía.
    Por otra parte, se efectúan diferentes y variadas actividades para recaudar fondos económicos para seguir ayudando al Padre Olaran. Van desde concentraciones moteras, carreras atléticas solidarias, cenas benéficas, juegos de cartas solidarios, desfiles de modas, obras de teatro, torneos deportivos, etc. Todo en definitiva, es para dar a conocer la obra de Ángel Olaran y ayudarlo en todo lo que se pueda para que con su dedicación se logre un mundo un poco más justo.

    ¿Comunicación?
    Para disponer de más información de nuestra Fundación, puede consultar nuestra web o seguirnos en las redes sociales accediendo a través de los enlaces que le dirigirán clicando (en el formato PDF) el icono correspondiente o mediante los códigos QR. Así como también, si desea, puede formar parte de nuestra organización colaborando haciéndose socio de la misma.

    Av. del Canal, 7
    Tel. (00 34) 973 601 097
    25230 MOLLERUSSA (Lleida)

    Si aún tiene alguna duda o quiere hacernos alguna sugerencia, puede también contactar con nosotros enviando un correo electrónico a las direcciones:

    info@isolidaries.org
    info@angelolaran.org

    ¿Ayudas?
    En el supuesto caso de que muy amablemente quisiera ayudarnos en alguno de nuestros proyectos o deseara hacer una donación, le informamos que la Fundació Privada Centre d’Iniciatives Solidàries Ángel Olaran, se encuentra incluida entre las entidades beneficiarias de mecenazgo de acuerdo con lo establecido en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.
    Para poder realizar su aportación, que será destinada para el cumplimiento de los fines de interés general que constituyen su objeto, le facilitamos nuestro domicilio bancario:
    IBAN en formato electrónico: ES8300491886742010703392
    IBAN en formato papel: ES83 0049 1886 7420 1070 3392

    Nuestra Fundación emitirá un certificado anual con el importe total de la aportación gracias al cual podrá presentarlo para la deducción del 25% del valor de lo donado en el caso de personas físicas, o bien, de una deducción en el Impuesto de Sociedades (IS) del 35% del valor de lo donado en el caso de personas jurídicas. Siempre y cuando se cumplan las reglas dictadas en el régimen de la Ley 49/2002.
    No querríamos finalizar este documento sin haberle agradecido su preciado tiempo que nos ha dispensado y asegurarle que nosotros seguiremos trabajando cada día con todas nuestras ganas e ilusión para conseguir un mundo mucho más justo.


    Attachments:

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.